Glicerina



Sigo haciendo pruebas con la glicerina. Estoy intentando aplicar las técnicas que hacemos en los jabones en frío.
Poco a poco van saliendo cosas que me gustan, pero todavía queda camino por recorrer.




Con olor a fragancia de aloe




Coloreado con micas



Siguiendo con las pruebas



Como ya expliqué en la entrada anterior hice el jabón con aceites vírgenes 100%, es el jabón de la izquierda. Pero además quise que no gelificara.

El jabón del centro es la misma fórmula pero hecha con los aceites refinados.

El jabón de la derecha está hecho con los aceites vírgenes y gelificados. Se puede apreciar muy bién lo que influye en el color la gelificación.

Ahora a esperar que curen para ver si se encuentran diferencias en la calidad del jabón y en el color.




Puesto que el olor es el mismo en los tres jabones también podremos ver si hay alguna variación en cuanto a la duración y la intensidad.



Jabón 100% aceite de coco








Todos sabemos que no hay que abusar del aceite de coco en los jabones, no se debe sobrepasar el 30% en la fórmula, porque el aceite de coco cuando está saponificado tiene un poder alto de limpieza lo que conduce a resecar la piel.

No ocurre lo mismo cuando el aceite de coco no ha saponificado, por el contrario es altamente hidratante y nutritivo.

Cuando queramos hacer este tipo de jabón lo que hay que hacer es darle un 20% de sobreengrasado, así no reseca la piel.

 En esta fórmula no hay más que aceite de coco, agua destilada e hidróxido de sodio.
20% de sobreengrasado y 35% de concentración.

Este jabón endurece enseguida así que mi recomendación es hacerlo en moldes individuales si no queremos llevarnos una sorpresa.

Le he puesto fragancia de marsella, ya sé que es un olor muy común en los productos de limpieza, pero no me ha importado porque huele divinamente y es una fragancia que no dá ningún problema.

100% Virgen




Como su nombre indica en este jabón he utilizado todos los aceites vírgenes sin refinar.
Oliva virgen extra, palma que le ha dado ese color tan bonito. Coco y manteca de karité.
Tengo ganas de que cure y probar si se diferencia mucho de los jabones que hago con los aceites refinados.
Como curiosidad he de decir que no ha hecho falta meterle la batidora, ha sido echar la sosa y cuajar inmediatamente.
Le he puesto el siguiente olor: lavanda, lima y citronela.
¡¡Huele muy bien!!








Todo Mango




Hace tiempo que no hago este jabón así que ya le tocaba. Como su nombre indica tiene mango en distintas versiones: manteca de mango, mango natural y fragancia de mango.
Completa la fórmula el aceite de oliva,coco, palma, maíz y cera de abeja.
Un jabón muy nutritivo y excelente para la piel, como todos los que llevan fruta.




De Glicerina

Por cambiar, por hacer algo diferente de lo habitual. 
Siempre se pueden hacer cosas divertidas y creativas....
Jugando con la glicerina