Taller de técnicas




































Y aquí están los participantes en este taller. Muchas gracias por haber venido, pasamos un día estupendo.

Jabón de ducha






Con una fórmula equilibrada y abundante manteca de karité este es un jabón perfecto para la ducha de cada día.















Arcillas




El mismo jabón de siempre con un diseño diferente.
Las arcillas son purificadoras y estupendas para la piel. Me gusta poner las tres, blanca, verde y roja porque cada una nos aporta sus propiedades.

Elaborado con aceites de oliva, coco, palma, maíz, jojoba y manteca de karité.
Aceites esenciales de lavanda, árbol del té y cedro.

Especialmente indicado para la piel grasa , mixta y acnéica.




Jabón de cera y miel






Tanto la cera de abeja como la miel poseen excelentes propiedades no solamente como alimento, son también muy beneficiosas para la piel.
Son hidratantes, emolientes, suavizantes y reparadoras en caso de pieles secas y agrietadas, así como calmantes en caso de piel irritada.
La miel además tiene propiedades antibacterianas y antisépticas.









Este jabón está formulado con aceites de oliva, coco, palmiste, palma, manteca de cacao, manteca de karité, cera de abeja y miel. Agua e hidróxido de sodio.
Aceites esenciales de limón y mirra.








Los jabones de Hugo




Y así han quedado los jabones de leche materna listos para ser usados por Hugo. A su mamá le han gustado mucho.







Jabón de rosa mosqueta




El jabón de siempre con un diseño diferente.
El aceite de rosa mosqueta, como ya sabéis, es una maravilla para las pieles secas y maduras.
¡Un jabón que nunca puede faltar!






En esta ocasión el colorante ha sido mica rosa, aclarada con un poco de dióxido de titanio para hacer el rosa más clarito




Jabón de Neem




El aceite de neem es el mayor aliado que se conoce actualmente contra la psoriasis y otras afecciones de la piel. Es un aceite muy complejo que contiene alrededor de 140 ingredientes activos.
El aceite de neem destaca por su emoliencia, suavizando y humectando la piel seca y agrietada a la vez que cicatriza cualquier lesión o descamación.
  El neem también calma las rojeces e irritaciones directamente, por medio de algunos de sus ingredientes que actúan como esteroides. En efecto, el neem puede ejercer un efecto sobre la piel similar al que harían los esteroides, pero sin los indeseables efectos secundarios que éstos provocan.
 Cuando el neem se utiliza regularmente (con el uso de jabón de neem, champú de neem, o loción de neem) también se previene cualquier infección futura de la piel que pueda agravar o hacer recaer los síntomas de la psoriasis.






El aceite de aguacate virgen también forma parte de este jabón. Es un aceite con un alto contenido de minerales, proteínas, lecitina y ácidos grasos. Con un alto poder de penetración en la piel, se usa como emoliente e hidratante y por sus propiedades regeneradoras. 
Aceites de oliva, coco, palma y manteca de karité completan la fórmula del jabón.
Aceites esenciales de lavanda, geranio y árbol del té .